Eventos & Servicios


Newsletter-Spa

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Celebración Raw: vibrar en el sentir

El viernes 16 de enero tuvo lugar en mi casa un evento que sin lugar a dudas merece ser contado. La cita fue precisa: estaban todos invitados a disfrutar del poder nutricional de del cacao puro y los súper alimentos. Ni la tormenta ni el calor característico de los meses estivales pudieron echar atrás la convocatoria: las 20 hs. del viernes nos encontraron reunidos en torno a una celebración del sabor y color de lo orgánico, natural y vivo.

La preparación estuvo a cargo del chef Diego Castro, quien, además de guiar a los comensales en un sinfín de datos y curiosidades acerca de la alimentación viva, también aplaudió su cumpleaños entre los presentes y sus seres más cercanos.

Contamos también con dos invitados especiales, Anderon y Felicydad, una pareja estadounidense actualmente viviendo en la Selva de Tarapoto, Perú, donde practican el raw food como estilo de vida hace ya 20 años. Allí producen mix de súper alimentos utilizando ingredientes como maca, cúrcuma, cayena, camu camu, sacha chlorella, huasai y cacao Arriba Criollo, entre otros, con los que energizaron y realzaron las delicias interpretadas por Diego. Anderon y Felicydad son tan autóctonos que resulta muy difícil contactarlos directamente, por lo que su asistencia fue muy bien recibida por todos. Compartieron sus exóticas sopas de hongos negros, templadas con infusiones de té chai y súper alimentos y unos batidos de cacao puro enriquecidos y súper poderosos.

La lluvia comenzó a cederle terreno a la noche estrellada y, a través de acordes y sonidos oriundos de la cultura africana, bendijimos la mesa todos juntos para luego lanzarnos a experimentar lo sabroso y exquisito del menú. El festejo continuó y las luces tenues de las velas repartidas por todo el jardín oficiaron de escenario propicio para largas charlas y encuentros entre los invitados.

La mañana siguiente, nada era parecido a esos despertares de resaca después de una comilona. Muy por el contrario, las células agradecidas brindaban un apacible estado de calma ya que, cuando nos alimentamos con lo necesario, las alarmas se apagan y el aparato digestivo entra en descanso.


……………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Raw chocolate party: el festejo del organismo

En la intersección de dos aquietadas calles de Martinez, asistí a una fiesta donde la celebración fue puramente corporal.  Lejos del concepto habitual de fiesta y despojados de toda energía más que la propia, pudimos respetar el sentir y sucedernos en la intención al mismo tiempo que el cacao más puro hacía su trabajo sobre nuestro cuerpo.

Nuevamente, Anderon y Felicydad dieron lugar a la ceremonia. Tal como les había contado, ellos viven en la Selva de Tarapoto, Perú, donde producen mix de súper alimentos y llevan a cabo una vida orgánica y libre de estructuras. La ceremonia, entonces, de tradicional tuvo muy poco: la filosofía que reinaba entre los invitados fue “tirar la intención y que surja”.

Al entrar, la consigna fue soltar todo aquello que nos mantuviera con un pie en el afuera, por eso nos descalzamos, depositamos los teléfonos en un canasto y realizamos un ejercicio de respiración guiados por una profesora de yoga para estar aún más en sintonía todos juntos.

Una vez comenzada la ceremonia, Anderon nos acercó un grano de cacao y nos pidió que lo sostuviéramos en la mano izquierda. La comida es un tributo de la naturaleza, de la Pachamama, por lo que pedirle a la planta una intención es algo fundamental en la cultura chamánica: invocar, fluir, sentir para luego saborear el grano de cacao hasta llegar al crocante y masticarlo suavemente.

Pronto comenzaron a salir de la cocina delicias preparadas con el mejor cacao directamente importado desde Ecuador. Deambulaban entre los invitados batidos de chocolate con infusiones chai y súper alimentos, chocolate con leche de nuez y banana, trufas de almendras y nueces activadas, dátiles y cacao puro. Cerezas orgánicas, dátiles y bananas acompañaron el más sabroso chocolate a modo de fondue.

Más tarde, bocados de pan de zucchinnis, semillas de lino, palta, quesos veganos, súper alimentos y especias fueron absolutamente necesarios para cambiar ese sabor dulce predominante. Todos estos alimentos potentes contribuyeron a la satisfacción casi inmediata de todos los comensales.

La respuesta del cuerpo fue altamente gratificante: alimentarse sutilmente para mantenernos en un estado de alcalinidad pronto cobró todo el sentido y unos ejercicios de respiración para el cierre completaron el ciclo.

En mi experiencia, una fiesta purificante, depurativa. Mi organismo recibió todo lo ingerido con una digestión rápida y con complitud. El homenaje desde la Madre Tierra fue a mi cuerpo a través de los alimentos.


No recent posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

quince − 6 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>